Cambios En la Vida -De la Ilusión a la Realidad

publicado en: Crecimiento Personal, Creencias, Entradas | 0

"Cambios En la Vida -De la Ilusión a la Realidad"

Somos muchas las personas que deseamos hacer cambios en la vida que llevamos; sobre todo, parece que en esta época cuando el calendario gregoriano está a punto de marcar el final de otro año, las reflexiones acerca de lo que hemos vivido, lo que ha quedado atrás de forma angustiosa o agradable viene a la memoria.

Esto es algo que también suele ocurrir cuando estamos próximos a cumplir años y a medida que avanzamos en edad parece que el replanteamiento se hace más intenso y hasta necesario. Este es un post largo, te sugiero sentarte tranquilamente en un sitio cómodo con una taza o vaso de una saludable y apetitosa bebida entre tus manos y te dispongas a disfrutar de la lectura…

¿Y tú quieres cambios en la vida que llevas?

El post de hoy está dirigido especialmente a las personas que desean transformar de modo profundo sus vidas; ya que,  ha sido un amigo el que me ha inspirado a escribirlo. Cuando llega un momento en que pocas o ninguna cosa de las que tenemos en la vida nos satisface de verdad, cuando vemos que los años han pasado y que al momento presente la vida que llevamos no es la que en verdad nos gustaría, las emociones comienzan a aflorar sin que podamos controlarlas.

Tener que tomar decisiones para conseguir cambios en la  vida que has transitado hasta hoy no es algo fácil ni cómodo de llevar a cabo, en particular cuando sabemos que estos cambios también afectaran a otras personas. Pero, la pregunta es ¿De verdad continuarás dejando pasar los años tal y cómo estás? ¿Por qué lo harías? Te ofrezco algunos motivos posibles…

8 Motivos por los que no te atreves al cambio

  1. No quieres herir a otras personas
  2. Tienes miedo de equivocarte
  3. No deseas dar explicaciones
  4. No quieres que te juzguen, te molesta el qué dirán
  5. Crees que lo que deseas es difícil de conseguir
  6. Piensas que eres mayor para comenzar una nueva vida/etapa
  7. Crees que ya no tiene sentido hacerlo, te sientes frustrado, desmotivado
  8. Sientes por la razón que sea que no puedes cambiar por factores externos a ti

Bien, luego de enumerar  algunas de las justificaciones que te das a ti mismo para auto-convencerte de que no puedes cambiar, te daré mi opinión y perspectiva al respecto

"Cambios En la Vida -De la Ilusión a la Realidad"

#CambiaTuVida Clic para tuitear

Sé y Creo que  Puedes Cambiar Tu Vida

Si, las palabras son muy bonitas pero no estás en mi sitio (puede que estés pensando) y, es verdad pero tú tampoco has estado ni estás en el mío y podría escribir varios tomos de todo lo que he vivido y de todo lo que he cambiado en mi vida hasta el día de hoy, por eso sé de lo que hablo y sé que se puede, lo que no significa que sea fácil de hacer.

Tu futuro

Este primer motivo es para mí uno de los más poderosos a la hora de buscar un para qué “CAMBIAR TU VIDA” y, es que me he valido de ésta técnica para tomar acción de forma inmediata y comenzar a proyectar un cambio. Es muy fácil, solo se trata de mirar un instante al pasado y darte cuenta desde hace cuánto tiempo no avanzas, y te encuentras repitiendo o haciendo una y otra vez lo mismo sin sentir satisfacción alguna. Luego es tan simple como proyectarte al futuro e imaginarte con 3 o 5 años más que ahora y entonces preguntarte ¿Estaré haciendo lo mismo? ¿Es en verdad lo que quiero vivir desde hoy hasta dentro de x cantidad de años más?

A mí al menos me ha funcionado, con tan sólo contar cuantos años biológicos tendría en total desde aquel momento a 5 años más adelante en mi vida, fue suficiente para decir ¡No! ¡De ninguna manera! ¡Esto se acaba ya!

Quizá también quieras leer Ser  fiel con lo que siento

Estas desconectado

Esta es una de las verdades por las que no puedes cambiar. Has vivido semi dormido, como en automático y te han arrastrado  las circunstancias que, dependiendo de tu entorno puede que te hayas dejado convencer con un “Falso Fluir” en busca de la felicidad

Es decir, te has desconectado del impulso de tu alma, de tu voz interior y has enterrado en lo más profundo de tu Ser, tus deseos, aspiraciones, necesidades, objetivos y quizá hasta comprometido tu salud, por renunciar a todo esto para conseguir que tu familia, negocio o relación funcione. Sí, la causa es muy bonita, lo triste es que te has convertido en alguien apagado y desmotivado que se ha faltado el  respeto a sí mismo por vivir para los demás y ahora con los años hay algo en ti que comienza a hacer ebullición y que como has hecho antes intentas acallarlo, pero cada vez te resulta más difícil.

Para re-conectarte

Lo primordial según mi visión y experiencia, es apartarte de todo y de todos unos cuantos días. Si puedes ir a un lugar o ciudad donde no conozcas a nadie y donde nunca antes hayas estado, mejor que mejor. Allí sin permitirte interrupciones como redes sociales, móvil, etc., podrás ocuparte solo de ti.

Te aseguro que puede ser duro porque quizá por primera vez en mucho tiempo veas te  des cuenta de forma consciente cómo has vivido hasta hoy, todo lo que has hecho por quedar bien, buscar aprobación, cumplir con las expectativas que otros tenían sobre ti, etc.

Pero tienes que pasar por el proceso, es necesario. Sé sincero, se trata de ti, mira hacia atrás y podrás darte cuenta de que lo más probable es que en tu vida diaria, cada vez que tenías un espacio de tiempo para pensar, sentir y ocuparte de ti, en lugar de hacerlo, tu mente rápidamente buscaba cómo ocupar ese hueco.

Ahí es cuando llamabas a otras personas para quedar, tener un plan, buscar cosas que hacer,  dormir  o por ejemplo mirar la TV., cualquier cosa que no te permitiera estar solo contigo mismo porque de esa forma sigues en automático, no tienes que sentir lo vacía que está tu vida, ni lo triste que te sientes por no hacer lo que en verdad deseas.

Así es que si de verdad buscas lograr cambios en la vida que has vivido hasta ahora el primer paso es estar solo un buen tiempo para sentir, llorar, romper cosas, patear o pegar puñetazos a cojines, salir y correr hasta agotarte…, en fin como sea que puedas liberar (sin conductas auto-destructivas) tanto autoengaño y frustración,  te servirá para encontrar alivio y algo de paz. ¡Es un comienzo!

A partir de ese momento, en lo posible sal a dar paseos por la naturaleza, bajo el sol, llévate folios y un boli y comienza a apuntar todo lo que ya no quieres en tu vida, todo lo que te gustaría cambiar. Reflexiona acerca de ello durante el resto del día

Al día siguiente has lo contrario, apunta todo aquello que quieres tener en tu vida a partir de ahora, cómo quieres que sea, lo que te gustaría conseguir etc., y de igual forma termina el día reflexionando al respecto. No estamos hablando de que creas o no que es posible, sino de que re-conectes con lo que tu Ser desea.

Un tercer día para volver a respetarte

Es fundamental que luego de ver todo lo que has hecho sin realmente querer  a lo largo del tiempo y lo que has permitido que te hagan, te perdones. Entiende que has escogido vivir de esa forma, aquí no hay culpables, ni tu pareja, ni el gobierno, el trabajo, la ciudad en la que vives, nada absolutamente nada ni nadie más que tú, tiene la responsabilidad de haber vivido como lo has hecho. Nunca nadie nos hace nada, se trata siempre de nosotros.

Así es que como fue tú elección lo mejor que puedes hacer es perdonarte y tomar consciencia de que ahora como antes tienes tu vida en tus manos, eres responsable de continuar como hasta ahora o de cambiar de una vez por todas. Tú decides.

En el cuarto día practica un nuevo enfoque

Ahora sabes lo que no quieres, lo has identificado y también lo que quieres. Es hora de trazar un plan que si no es de inmediato, al menos vaya en dirección a la consecución de tus deseos. Poco a poco puedes ir cambiando cosas, conectando con lo que te hace bien, con lo que te gusta, con eso que quieres que a partir de ahora esté presente en tu vida. Se trata de implantar nuevas prácticas que se transformen en hábitos y de comprometerte contigo mismo para que el cambio se produzca tan rápido como te lo permitas.

Hacerte cargo del cambio de tu vida te empoderará y comenzarás una nueva relación contigo mismo en la que tu amor propio crecerá sin límites, al igual que el respeto por serte fiel a lo que anhelas.

"Cambios En la Vida -De la Ilusión a la Realidad"

La vida se va…  ¿A qué esperas?

Y sí, quizá mi apariencia ya no sea como la foto de arriba, sino más parecida a la que está del lado derecho de éste texto y con unas cuantas arrugas más, pero ya sabes que la imagen no es lo único que cambia con los años… ¿A qué esperas?

A que sea tarde? A tener más arrugas y menos energía? A que realmente no puedas hacer nada porque la tristeza te ha enfermado?

Levántate, toma decisiones, escoge por ti y para ti como nunca antes lo has hecho!!!. No tengas miedo por los que están contigo.

Si tienes hijos les estarás enseñando a tener valor para ser honestos consigo mismos

Si tiene que ver con tu trabajo, busca el cambio siempre hay una forma; quizá en un principio no puedas dedicarte todo el tiempo a lo que deseas hacer para ganarte la vida, pero tal vez puedas empezar poco a poco y compatibilizarlo

Si se trata de una relación que deseas terminar, puede que la otra parte esté deseando que lo hagas porque al igual que tú no encuentra la forma de hacerlo y si no es así, al menos serás sincero y podrás vivir tu vida

Cuando por fin tomas la decisión de transformarte, tu vida y tu entorno cambian y el universo entero te apoya porque por fin te escuchas, las puertas  se abren, te encuentras con gente positiva a la que le va bien, también llega ayuda imprevista, regalos inesperados.

Cuando por fin comienzas a ser verdadero y fiel a ti mismo, aligeras tu carga porque ya no tienes que justificar ni dar explicaciones acerca de nada. Vives como quieres y punto, le guste a quien le guste. ¿Te atreves?

¡Me encantará que compartas conmigo y otros lectores qué opinas acerca de lo leído si estás haciendo o planeas hacer cambios en la vida que llevas! Si te ha gustado esta entrada compártela en tus redes! Gracias!!

Dejar una opinión