¿Tienes un momento? Tiempo para ti…

publicado en: Crecimiento Personal, Entradas | 0

"¿Tienes un momento? Tiempo para ti…"

Seguro que tú como yo o la mayoría de las personas, deseas hacer algún cambio o varios en tu vida; a veces,  sabemos exactamente lo que deseamos pero con frecuencia nos encargamos muy bien de postergar algo esencial para lograr el cambio que anhelamos y es el tomarnos el tiempo para evaluar o planificar el  medio por el cual conseguiremos el objetivo.

Y Tú ¿En qué inviertes el tiempo?

Procrastinar es algo habitual en la sociedad de hoy ¿por qué? Simple, uno de los grandes motivos es que estamos llenos de estímulos externos que de forma constante nos invitan a volcarnos hacia afuera, en lugar de silenciarnos y volvernos hacia adentro.

A ver, no se trata de sentarse en silencio a meditar (que para quién lo consiga me parece genial) ya saben que a mí eso mucho no me va por algo, entre otras cosas me dedico a guiar y crear meditaciones activas. A lo que me refiero es que no nos tomamos tiempo para nosotros, las distracciones externas son muchas, tentadoras y además con frecuencia nos llevan a ocuparnos de asuntos triviales que nos mantienen entretenidos en vez de ocuparnos de trazar un plan para llegar a la meta deseada.

Quizá te interese leer Shh…Aquieta tu mente

Televisión, consolas de juego, cine, muchas horas diarias  dedicadas al deporte, buscar de forma constante información en internet, ocuparnos de las redes sociales, salir a caminar escuchando música, enviar audios por WhatsApp mientras caminas (me incluyo), ir a hacer la compra, trabajar, reunirnos con amigos, dormir,  leer un libro, etc.. La verdad es que podría mencionar más cosas, la lista es bastante larga. Todo nos sirve como justificación o excusa perfecta para no entrar en nuestro pensamiento, ponernos con nosotros mismos. No se trata de dejar de hacer cosas que nos gustan o de disfrutar de la compañía de otros…

Creo que lo importante es tomar consciencia de que de no hacer un espacio para nosotros no hay forma posible de que las cosas vayan en la dirección que deseamos, porque entramos en modo automático, y por favor no lo confundamos con fluir… ¿cómo vas a generar un cambio si no te detienes un momento a pensar en si realmente es lo que deseas, para qué lo quieres y las consecuencias que puede traer dicho cambio a tu vida?

"¿Tienes un momento? Tiempo para ti…"

Reserva una cita contigo

Tomar unos cuantos minutos al día, reservar una cita con nosotros mismos, quizá con una taza de tu infusión o café favorito entre manos, con un bloc de notas y un boli e ir apuntando y esbozando tus ideas, tus objetivos, cómo llegar hasta ellos es imprescindible para que luego no caigas en darle poder a cuestiones externas diciendo por ejemplo… es que las cosas no me salen, es que si cambiara el clima, si tuviera la oportunidad, etc…, ¿te has puesto a buscarla? ¿Te has preguntado qué es lo que no estás haciendo para que las cosas no te salgan cómo quieres?

Quizá también  quieras leer ¿hace cuánto que no haces nada?

Es que estar con nosotros mismos no es tarea fácil; es más simple hacer todo lo que describí anteriormente, mantenernos ocupados en otros y otras cosas hace que nos distraigamos, nos buscamos ocupaciones para “No ocuparnos de nosotros mismos”. Claro, porque entrar en esa ocupación puede hacer que descubras que estás triste y termines llorando o que te des cuenta de que pocas cosas en tu vida están en orden y te gustan, quizá puedas darte cuenta de que has perdido mucho tiempo…, en fin que estando contigo verás cosas que tal vez no te gusten, pero ciertamente es el primer paso para ponerte en marcha y comenzar a cambiarlas.

Seguir en modo automático no tiene sentido, además hará que tarde o tempano te arrepientas. Deja ese modo para cuando tengas que hacer si o si algo que no te agrada, pero debe cumplir con ello para quitártelo de encima; y, luego de hacerlo te sugiero que reveas la forma de no tener que volver a pasar por lo mismo.

¡Recupera tu poder!

Y seguro lo sabes, pero no está de más recordar que sólo tú puedes apartar ese espacio, ese tiempo para ti. Hacerlo es empoderarte; sí, porque recuperas el mando de tu vida, paras y es cuando puedes pensar con claridad, observar reflexionar, planificar… y cómo dije antes si tienes que llorar, gritar, patalear está bien! A nadie le gusta pasar por ahí, pero cuando sacas fuera y te vacías de lo negativo, del dolor, de la tristeza, entonces dejas lugar para que tu estado cambie y te aseguro que vuelves a sonreír a sentirte más liviano y feliz. ¡Pruébalo!

¿Qué te parece? Realmente crees que nos tomamos el tiempo que nos merecemos y necesitamos para vivir nuestra vida en función de lo que deseamos? Me encantará que dejes tu opinión y si te ha gustado el post compártelo en tus redes!  Me hace feliz que lo que escribo sirva…

 

 

 

 

Dejar una opinión