Tú ¿Remas o fluyes? 

publicado en: Creencias, Entradas | 0

"Tú ¿Remas o fluyes? "
Tú ¿Remas o fluyes?

Sin oponer resistencia…,fluyes?

Una de las tantas cosas que leí de mi maestro Osho, me viene a la mente en éste momento al comenzar la entrada de hoy y es que “Los seres humanos somos la única especie del planeta que siempre está luchando por ser algo”, no son palabras textuales ya que debería buscar el libro en el que lo leí. Pero es verdad, él ponía  como ejemplo a la naturaleza diciendo:

¿Acaso ustedes ven a un perro queriendo ser otra cosa que no sea ser un perro?

O, ¿a una flor luchando por ser un pino?

Y así continuaba con otros tantos, y es verdad. Los seres humanos vivimos luchando por ser médico, bombero, arquitecto, SER

Pero… ¿no somos ya? Claro que somos, todos somos seres hermosos, abundantes y completos y no tenemos que llegar a SER porque ya somos. Otra cosa es “hacer de”.Pero el sistema, la educación y a quien sea que haya interferido en todo esto, nos ha hecho creer que la vida es una lucha, que nunca nada es suficiente y que además tenemos que llegar a ser algo que no somos, y en el peor de los casos que ni siquiera queremos.Por eso, pregunto Tú ¿Remas o fluyes? Porque está claro que no es lo mismo oponer resistencia e ir contra la corriente en el río de tu vida, que ir sentadito en el bote observando el paisaje y dejando que la corriente te lleve.

 Y me vienen a la mente otros ejemplos que he oído a veces…

  • Las flores luchan para crecer?
  • El sol lucha para brillar cada día?
  • El viento lucha para soplar?

Claro que no! Porque en la naturaleza todo es perfecto orden y armonía, como también lo somos nosotros, los seres humanos en lo más profundo, luego de atravesar todas esas capas y corazas duras que  se han adherido a nuestro cuerpo, por miedos, por desilusiones que hemos atravesado, para protegernos…

La gran pregunta es ¿cómo fluir en vez de remar?

#MejorqueRemaresFluir reflexiones para conseguirlo Clic para tuitear

No es fácil, porque en el remar interviene nuestra mente. Sí, la que no tiene descanso y nunca se calla. Ella te dirá todo el tiempo qué es lo mejor para ti y seguramente te llevará por el camino más difícil, él que sin duda te dejará sin energías y te provocará frustración, cuando en realidad…

Lo mejor que podemos hacer, es sentir y dejarnos llevar por la experiencia que estamos viviendo en éste mismo y preciso momento ¿Por qué? Simple, porque sea lo que sea que estés vivenciando ahora, es perfecto para ti, de lo contrario no lo estarías experimentando.

Para hacer caso a lo que sientes como ya he comentado en otros post tienes que escuchar a tu cuerpo, para que lo veas más claro te pondré un ejemplo:

Si escuchas a tu mente ésta te dirá: Cómete toda la caja de chocolates, al fin y al cabo te encantan! Segundos después de hacerlo, te estará diciendo lo mal que te sientes  y lo mal que has hecho, por no poder freno a tu ansiedad e impulsos.

En cambio, escuchando a tu cuerpo sabrás cuando es suficiente. Siempre.

Deja que la vida te lleve; si tienes un trabajo que odias busca su lado positivo para cambiar la emoción y que te resulte más fácil, agradece y bendícelo cada día y  en breve te llegará otro, porque habrás elevado tu vibración.

"Tú ¿Remas o fluyes? "
Tú ¿Remas o fluyes?

Tus deseos son órdenes

Si deseas algo no planees cómo sucederá, simplemente entrégalo al universo y deja que ocurra. Te contaré algo que me sucedió unos días atrás para que veas, cómo esto sucede mágicamente sin hacer nada especial…

Hace unos 8 meses más o menos hice un trabajo para conectar con mi animal de poder, al final terminé de hacerlo durante el sueño y en él acariciaba un león, de la forma en que se planteó el sueño, este resultó ser mi animal de poder.

Me encantan los leones y los tigres y  hace poco tuve dos oportunidades para ver a los leones como se alimentan, viven, juegan… Y pensaba cómo me gustaría tocarlos, ¡qué ganas!

Me fui del sitio muy agradecida por lo que había podido ver tan de cerca y me olvidé del tema.

Hace escasos días me invitaron a  un evento en el que había varios animales salvajes y entre ellos un cachorro de león, yo no lo sabía. Para mi sorpresa me lo trajeron para que pudiera acariciarlo y ¡casi me pongo a llorar de la emoción!

Me pareció algo impresionante y sincrónico total, porque un tiempo antes estaba deseando tocar un león, sin embargo en el momento de sentir el deseo nunca pensé si sería o no posible, hoy creo que si hubiera dejado que mi mente interviniera, ésta me hubiera dicho ¡olvídalo! ¿Cómo se te ocurre que podrías tocar a un león? ¡Estás loca!  Y seguramente al implantarse ésta creencia en mi, lo que ocurrió no hubiera sucedido nunca.

Y aunque en la foto no salí muy favorecida jajaja, la comparto igual!

Ya ves… Pide y se te dará como dice Abraham Hicks, pero el cómo, cuándo y dónde, déjalos en manos del universo, tú solo fluye.

¿Qué piensas al respecto? ¿Has pasado por experiencias similares? ¡Cuéntame, me encantará leerte! ¡Si te ha gustado el post dale al me gusta y compártelo en tus redes!

Dejar una opinión