Nuestros hijos…, quiénes creen que son

"Nuestros hijos..., quiénes creen que son"
Nuestros hijos…, quiénes creen que son

Hijos indefensos que solo asimilan creencias

No importa cuánto nos pese, nuestros hijos creen que son aquello que (valga el juego de palabras) los padres, tutores, etc., les hemos hecho creer que eran en su infancia; tan buenos o inútiles, confiados o inseguros de sí mimos, creyentes de que merecen lo mejor o todo lo contrario padecedores de baja autoestima y falta de auto valoración. Es fuerte y es duro, pero así es. Los adultos de hoy fuimos víctimas de las creencias de nuestros padres y a su vez, nuestros hijos los son de las nuestras.

Puede parecer feminista o machista, depende de cómo se lo mire pero creo que es importante hablar de esto. No sé con certeza que alcance tiene lo que escribo pero sí sé que cuándo lo hago es porque lo siento y por lo mismo no tengo un día fijo para publicar contenido, algo que sé que me traería beneficios en cuanto a seguidores y visitas, pero para compartir el camino consciente de la vida desde ésta mi propia creación, considero que hace falta sentimiento y por eso hoy a raíz de ver y oír algo más de dos horas en un vídeo al gran Bruce Lipton, es que me siento inspirada a compartir ésta comprensión entre otras que estaban expuestas.

Como madre de tres hijos lamento no haber adquirido o recordado toda ésta información antes; y es que si bien el hombre tiene su responsabilidad en lo que se refiere a la paternidad, creo que está en nosotras la mayor parte y sobre todo porque somos quienes portamos en nuestro vientre a un nuevo ser durante 9 meses, algo que ellos no pueden hacer. Por algún motivo  se nos ha dado ese don porque el hombre pone el esperma y la mujer el óvulo y hasta ahí estaríamos en igualdad de condiciones, pero el proceso que sigue es exclusivo de nosotras las mujeres y sin duda no es casual que se nos haya otorgado semejante privilegio.Por eso creo que tenemos la mayor responsabilidad, porque en base a nuestras elecciones podremos ser más o menos felices durante el embarazo y por supuesto así lo percibirá nuestro bebé.

"Nuestros hijos..., quiénes creen que son"
Nuestros hijos…, quiénes creen que son

Desde un principio y hasta los 6 años de edad

Hasta nueve meses antes de que tenga lugar la concepción, los bebés absorben todos los estadios que atraviesa su madre y desde que nace y hasta los 6 años de edad los niños se encuentran en un estado hipnótico en el que ni siquiera es necesario que les enseñemos nada porque todo lo que aprenden lo hacen observando o por imitación.

En el embarazo todo lo que la madre viva será percibido por el bebé, y cada disgusto o situación de miedo o preocupación entre otras emociones negativas que pueda vivir serán transmitidas a él, quién las asimilará en forma de sobresaltos; luego de adulto cuando pase por situaciones que evoquen en él, iguales emociones sobrevendrá el mismo patrón.

Por eso, como madres es nuestra responsabilidad llevar un embarazo feliz y descartar todo aquello que no contribuya con ese estado, y de ser necesario incluso hasta la pareja. Piensa que cada mal trago, cada discusión o desavenencia que puedas tener con el padre de tu niño u otra persona, será algo que el feto grabará por el resto de su vida.

"Nuestros hijos..., quiénes creen que son"
Nuestros hijos…, quiénes creen que son

 

 #NuestrosHijosSusCreenciasSonLasNuestras vigila lo que crees Clic para tuitear

Los niños…, ver para hacer

Como decía todo lo que los niños ven hasta los 6 años de edad es lo que aprenden y entender esto como madres es muy importante. En ésta etapa es en dónde se fijan las creencias y la forma en que sus seres queridos se dirigen a él; por ejemplo si es común que se le diga que no sirve para nada o es tonto e inútil, eso es lo que vivirá de adulto y será lo que él crea sobre sí mismo.

Bruce Lipton nos lleva a la comprensión de que somos programas debido a lo que aprendimos hasta esa edad, todo ha quedado grabado en nuestro subconsciente tanto que en un 95% de nuestra vida así lo experimentamos y tan solo podemos ser nosotros mismos en un 5%. Vivimos las creencias de nuestros padres, tutores, educadores o de aquellos que nos hayan criado, todo absolutamente todo lo que nos han dicho formaba parte de sus creencias, de sus vidas, NO de las nuestras; sin embargo como niños no tuvimos opción de elegir, sino que las incorporamos como propias.

Por eso digo que como madres tenemos una responsabilidad enorme; si queremos que nuestros hijos puedan vivir una vida propia que no esté condicionada por nuestras creencias deberíamos informarnos para saber cuál es la manera. Creo que un aspecto fundamental, además de ser muy conscientes de las palabras que utilizamos y procurar ser lo más coherentes posible en nuestro día a día, es ofrecerles una educación consciente, basada en la libertad, en el desarrollo de sus talentos y habilidades y dejando que disfruten de su niñez en cada etapa.

"Nuestros hijos..., quiénes creen que son"
Nuestros hijos…, quiénes creen que son

El vídeo está muy bien traducido al español, es largo y está enfocado sobre todo en la primera parte en el aspecto de la salud y de cómo la ciencia se ha equivocado al decirnos que ciertas enfermedades no se pueden evitar debido a  los genes que tenemos, pero desde luego vale la pena porque entre otros temas que toca también nos hace recordar que todos somos uno y que las creencias limitan nuestras vidas de una forma inimaginable. La buena noticia es que se pueden cambiar.

¿Qué piensas acerca de que la mayor responsabilidad la tenemos las madres? ¡Comparte tus ideas, me encantará leerlas!

Dejar una opinión