Leche de oro, curativa, barata y natural

publicado en: Entradas, VA de SALUD | 0

"Leche de oro, curativa, barata y natural"
Leche de oro, curativa, barata y natural

 

Si te digo leche de oro quizá ni te suene. Yo no la conocía, una amiga me habló de ella y le agradezco la inspiración para escribir éste post con la idea de que la información ofrecida le sea de utilidad a muchas personas. Ahora, si te digo que la leche de oro se hace con un ingrediente que es muy probable que tengas en la cocina de tu casa entre las especias y que se llama cúrcuma, seguro que lo conoces.

También llamada leche de cúrcuma, éste preparado es una verdadera potencia sanadora y ésta especia forma parte de cientos de recetas pertenecientes a la medicina ayurvedica en India y también es muy utilizada a la hora de cocinar. Contiene curcumina es un polifenol  activo esencial.

Cúrcuma, la aspirina natural

También se la conoce con éste nombre y no es raro que así sea ya que sus virtudes antioxidantes, anti-bacterianas y anti-inflamatorias resultan un verdadero bálsamo, para diversas afecciones y dolores.

La leche de cúrcuma alivia la tos y los estados gripales, pero además es muy buena para recuperar la elasticidad general de la piel y aliviar los problemas y dolores derivados de la artritis.

Para tratar la indigestión y cuadros de diarrea es muy efectiva, siempre y cuando se la prepare con leche desnatada.

#BeberLechedeOro, múltiples beneficios naturales para tu cuerpo Clic para tuitear

Otros beneficios de la cúrcuma

  • Quita las manchas de la piel
  • Se utiliza en limpiezas hepáticas (hígado)
  • Tiene propiedades anticancerígenas
  • Poderoso antibiótico natural
"Leche de oro, curativa, barata y natural"
Leche de oro, curativa, barata y natural

Cómo preparar leche de oro

 

Es muy fácil, pero llegados a éste punto tal vez te estés preguntando si puedes hacerlo con otra leche que no sea de vaca. La respuesta es ¡Sí puedes! Utiliza cualquiera baja en grasa que sea de tu preferencia o por ejemplo de soja, arroz, avena, cabra, coco, almendras, etc. La única condición es que todos los ingredientes sean de procedencia orgánica.

Todo comienza con la elaboración de una pasta que se conserva en la nevera en perfectas condiciones durante un mes. Coloca en una olla pequeña y lleva a fuego moderado durante 7 minutos o hasta que logre espesarse los siguiente:

  • ¼ De taza de cúrcuma orgánica en polvo
  • ¼ De taza de agua

Cuando lo consigas retira del fuego y espera a que enfríe; si se ha secado mucho, puedes añadir más agua pero es necesario que tome textura de pasta. Una vez fría, guárdala en un recipiente de cristal en la nevera.

Ahora, cada vez que desees preparar leche de cúrcuma tan solo debes escoger el tipo de leche, colocarla en una olla o jarro, añadir una cucharadita de la pasta de cúrcuma y dejar que hierva en el fuego;  luego retira, añade miel y si te agrada puedes vitaminizarla aún más con ½ cucharadita de semillas de sésamo, aceite de almendras o mantequilla clarificada (ghee). ¡Ya la tienes lista para beber!

Hay muchas otras formas de consumir cúrcuma; pura mezclada con miel, en infusión, se la puede utilizar como mascarilla facial…, sus múltiples utilidades han hecho que por éstos días sea una especia en auge en Occidente.

¿Has probado la leche de oro, qué resultados has obtenido? ¡Comparte tu experiencia en SoySer!

Precauciones

Si estás embarazada es mejor evitar su consumo, al igual que si tomas medicación para la diabetes; ante la duda consulta a tu médico o naturópata.

Nota: Este artículo se ha escrito en calidad meramente informativa y no conlleva intención de sustituir indicaciones médicas.

Dejar una opinión