8 Claves para Dar Tu Primer Masaje Profesional

Existen decenas de diferentes tipos de masaje; pero si de masajistas y terapeutas se trata, a la hora de ofrecer su primer masaje hay varias inquietudes y temores que se presentan.

En este post, te daré algunas claves para que, llegado el Gran día de tu estreno como profesional del mundo de los masajes, te sientas más seguro/a.

 

"8 Claves para Dar Tu Primer Masaje Profesional"

¿Tú primer masaje? ¡Vamos allá!

Siempre hay una primera vez para todos, así es que, si esta es la tuya, piensa que es normal sentirse nervioso, y que esto sólo se va a través de las experiencias.

 

Una de las mejores formas de ganar seguridad, es practicar con amigos y familiares antes de tener tu primer cliente pago. Pídeles que sean objetivos a la hora de dar su opinión respecto a cómo lo has hecho y pregúntales si creen que hay algo que puedas mejorar.

 

Quizá también te pueda interesar  Aprende a cómo hacerte un automasaje 

"8 Claves para Dar Tu Primer Masaje Profesional"

8 Consejos para dar tu primer masaje

  1. Si tienes que desplazarte hasta el sitio, hazlo con tiempo suficiente, no pues llegar con estrés porque se vería poco profesional.
  2. Ten todo preparado con anticipación, desde el ambiente hasta los elementos necesarios.
  3. No olvides aplicar protocolos de higiene y seguridad
  4. Nunca olvides que eres terapeuta y profesional, en todo momento tienes que respetar la confidencialidad tanto de la persona que está en la camilla, como la de cualquier otra que haya pasado por un tratamiento contigo.
  5. Escoge aceites y productos de calidad para llevar a cabo tu trabajo y nunca olvides preguntar, si el cliente padece de alguna alergia relativa a los mismos.
  6. Alguna vez te ocurrirá que te hagan una pregunta que no sabes responder, o al menos no con seguridad; por eso, lo mejor es no mentir, simplemente dile que lo averiguarás y que ni bien lo sepas se lo harás saber.
  7. No hables. No se trata de ser antipático, sino de tener tacto. Muchas personas solo necesitan relajarse o incluso cuando tienen dolor, lo último que desean es hablar.
  8. En ocasiones, sobre todo si no conoces a tu cliente, es mejor ser precavido en cuanto a comentarios y diagnósticos. Como se suele decir, a veces menos, es más.

 

 

¿Estás por dar tu primer masaje, cómo te sientes? Y si hace tiempo lo has hecho, ¿Recuerdas como fue tu primer masaje? ¡Me encantará leerte! ¡Y si te ha gustado el post te agradezco compartas!

Post by Verónica Alva

 

¿En serio?¿Te vas a ir sin comentar?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.