¿Cuánto quisieras simplificar Tu vida?

publicado en: Crecimiento Personal, Entradas | 0

 

"¿Cuánto quisieras simplificar Tu vida?"

La sutileza de lo simple y ordinario

 

Las pruebas vienen cuando menos te las esperas; y parece ser que éste año está llenito de ellas. El aprendizaje es constante, apenas te da un respiro que de alguna forma se puede interpretar, como que todo por fin ha pasado, pero te descuidas  y vuelve otra situación algo similar, como si se tratara de comprobar que realmente has integrado el conocimiento, derivado de la experiencia pasada y como no estemos atentos ¡Zás! Sin duda, él golpe avisará. ¿Cuánto quisieras simplificar tu vida?

Sería interesante saber cuánta gente se encuentra de ésta forma, aunque claro, como se suele decir lo semejante atrae a lo semejante y puede que por eso perciba a todos de la misma manera.Un entorno (en el que me incluyo) que tiene cientos de cosas por hacer cada día, al que le vendría genial que de pronto por decreto, cada día tuviera por lo menos 36 horas de las cuales solo durmiéramos 8.¿Qué está pasando? Los cursos y habilidades de gestión del tiempo ya no me sirven, tantas cosas se vuelven prioritarias que a varias les pondría el número uno, sin embargo no se pueden hacer a la vez.

#SimplificarTuVida, un cambio interno que verás reflejado en el exterior Clic para tuitear

La idea de simplificar la vida me resuena y viene a tocar la puerta de una mente y un cuerpo cansado con tanta acción diaria. Pero la pregunta es ¿Simplificar la vida es conformarse y aceptar lo que se tiene  y lo que viene sin más? Si es así, ¿Entonces a dónde vamos cada día que corremos tras un horario de colegio, de trabajo, de responsabilidades y obligaciones, con tan poco tiempo para dedicar a lo que realmente sentimos que deseamos hacer? Un día una persona que sabe mucho me dijo ¿Cómo puede ser que no te alcance el tiempo viviendo en una isla? Mmm… Algo está fallando.No sé si es una falla, lo que sé es que hay tantas cosas que me gustan e interesan hacer y no dan los minutos, ni las horas, a veces ni los días…Ni el cuerpo, la mente y tampoco el alma.

"¿Cuánto quisieras simplificar Tu vida?"

Buscando la paz

Entrar en el silencio de la tarde a última hora bajo la puesta de sol, la llovizna o los copos de nieve, puede resultar una experiencia atemporal sin precio que ponerle porque no lo tiene.

Deslizarte en un tibio o frío amanecer, luego de un sueño reparador, puede ser la batería que te recargue para afrontar un nuevo día; creo que la clave surge cuando en algún momento dejamos de observar esos instantes y nos perdemos entre la frustración de no lograr simplificar nuestras vidas o de no llegar a tiempo para hacer todo aquello que debemos mezclado con lo que deseamos y el  ajetreo cotidiano.

¿Cómo lograr el perfecto equilibrio? ¿Meditación? Si sirve de algo, hace 15 años que medito cada día de mi vida… Por ahí no es, aunque si no lo hiciera quizá todo sería peor.Estar conscientes, centrarnos, cada vez que salimos de nosotros para enfocarnos en la ilusoria realidad externa que creamos, sin dejar de observarla porque al fin y al cabo siempre nos está mostrando cómo estamos, es parte del camino… Pero creo que me está faltando algo más además de vivir en el pleno presente…

Si sabes que es o puedes aportar algo más desde tu visión, agradezco tu comentario.

 

Dejar una opinión