Tu Glándula Pineal o 3 Ojo “Lo que No Sabías”

publicado en: Chakras, Energías, Entradas, VA de SALUD | 0

La glándula pineal está situada detrás y sobre la glándula  pituitaria, en la base del cerebro. Si te digo tercer ojo, seguramente reconoces más fácil de qué estoy hablando. Según dicen es muy pequeña y tiene forma de piña.

 

Tu Glándula Pineal o 3 Ojo "Lo que No Sabías"

 

Glándula pineal “El asiento del alma”

 

Así también la llaman, porque nos conecta con la divinidad, con la verdad interior. La función biológica que cumple es la de regular los ritmos circadianos, es decir, el estado de vigilia en dónde produce serotonina y el del sueño, para lo cual produce melatonina.

De ahí que energéticamente hablando, cuando una persona presenta trastornos del sueño, se asocia a un desequilibrio en el chakra tercer ojo.

Para abrir nuestra percepción, podemos hacer muchas cosas pero si esta glándula tiene tóxicos, es más difícil conseguir el objetivo.

Por eso, hoy les explicaré cómo limpiar la glándula pineal, pero no sin antes hacer mención  a su peor enemigo.

Cuidado con el fluor

 

Numerosos estudios realizados desaconsejan el consumo del fluor, ya sea en pasta dientes, como en el agua o en otras formas, debido a que una de las consecuencias, es la calcificación de la glándula pineal; es decir, literalmente la convierte en piedra, hjournal.biomedcentral.com, cita un estudio realizado en el año 2015 (aunque esto ya se sabe desde hace más tiempo), en el que observaron su implicancia en las alteraciones del sueño en adolescentes.

Por esto, es muy recomendable que las pastas de dientes de niños  no contengan fluor ; y ahora, escribiendo esto,  recuerdo que a mis hijos les di Trivifluor por consejo médico. Y seguramente las mamis de mi generación y antes que la mía, también han suministrado ese supuesto “complemento vitamínico “, a sus hijos, al menos en Argentina. (El peligro de no saber).

De igual forma todo lo que sea calcio como suplemento (no incluye al que se encuentra de forma natural en los alimentos). También mineraliza la glándula pineal.

Si te interesa saber más sobre este tema ve a: Todavía Crees que el Flúor es bueno? ¡Deberías Leer Esto!

 

¿Cómo desintoxicar tu glándula pineal?

 

En primer lugar, con algo que es gratuito y que ayudará a que te sientas más vital y aumenten tus niveles de serotonina. Sal a dar paseos al sol de hasta media hora cada vez que puedas. Esto ayuda a disolver las calcificaciones.

Consume yodo en alimentos

 

Se encuentra presente en lácteos, cereales, frutas y verduras, en pescados y mariscos y por supuesto en las algas. Cuidado con el pescado, que cuanto más grande es,   más concentración de mercurio puede tener y este es otro veneno puro, para todo el organismo, pero para la glándula pineal es muy perjudicial.

Vinagre de manzana ecológico

 

Es muy importante que sea bio, puedes darte cuenta porque por lo general su aspecto es turbio, se debe a que tiene la madre dentro. Beber una cucharada en ayunas mezclado con un gran vaso de agua (de osmosis inversa o filtrada mejor), hará que no solo la glándula pineal se vaya limpiando, sino que además te servirá como depurativo general de las toxinas del cuerpo.

Betarraga o remolacha y ajo crudo

 

Consumir estos alimentos a diario, ayudará a  mantener tu nivel de defensas en óptimas condiciones y además, irán eliminando el calcio de tu tercer ojo.

Chlorella o alga espirulina

 

Cada cierto tiempo y durante el año,  es bueno recurrir a alguna de estas dos sustancias para eliminar metales pesados del cuerpo, a la vez que ayudan a desintoxicar todo el organismo.

Si te ha gustado, regálame un like y comparte este artículo. Feliz día!

Post by Verónica Alva

Descargo de responsabilidad: Este artículo se ha escrito en base a opinión y experiencia personal, fundamentado y documentado en fuentes citadas a lo largo del post sin intención de suplantar la recomendación médica.

 

 

 

 

 

 

 

¿En serio?¿Te vas a ir sin comentar?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.