¿Quemas incienso? ¡Podrías estar intoxicándote!

publicado en: Entradas, VA de SALUD | 0

"¿Quemas incienso? ¡Podrías estar intoxicándote!"
¿Quemas incienso? ¡Podrías estar intoxicándote!

El incienso, un enemigo en el aire

Desde que tengo uso de memoria huelo a incienso o a sahumerio (como se le llama en Argentina) en los ambientes de casa; sin embargo hace poco más de un año cada vez se me hacía más insoportable estar en sitios en los que se quemaba incienso. De todos modos siempre me ha gustado y por lo mismo continuaba comprando hasta que no hubo manera de permanecer en el mismo lugar en el que se estaba quemando, a menos que hubiera una ventana o puerta abierta.

Raro, muy raro. Pero así me ocurrió y al día de hoy el único que mi cuerpo soporta es el de miel de origen artesanal y solo cuando hay suficiente ventilación; me sigue gustando, pero no puedo olerlo en recintos cerrados. Y a raíz de que “casualmente encontré un informe reciente en él que afirman que el humo producido por la quema de incienso es más perjudicial que la de un cigarrillo, es que decidí informarme al respecto y compartir ésta entrada con ustedes.

El incienso se obtiene de árboles de diferentes variantes  de la Boswellia originarios de la Península Arábiga y del Cuerno de África que lamentablemente se encuentran en extinción; según un informe publicado en la  revista Journal of Applied Ecology, de la Sociedad Británica de Ecología (BES) para el año 2027  la población total de éstos árboles podría verse reducida en hasta un 50%.

"¿Quemas incienso? ¡Podrías estar intoxicándote!"
¿Quemas incienso? ¡Podrías estar intoxicándote!

 

#ElHumodelInciensoUnEnemigo, podría ser peor que el de un cigarrillo Clic para tuitear

Qué dice la investigación con respecto al incienso

Según científicos de una universidad China, tras realizar pruebas en células de ovarios de hámsteres así como también en cepas de salmonella que fueron expuestas al humo de incienso de sándalo y agar (los más comunes), pudieron comprobar que éste es hasta un 99 % más tóxico que el proveniente del humo del cigarrillo, así como también observaron modificaciones en su ADN. Entre un total de 64 sustancias encontradas en el humo del incienso, están las mutagénicas que favorecen la probabilidad de contraer tumores cerebrales,  cáncer de pulmón  y leucemia infantil. El menor efecto que puede causar es irritación pulmonar.

Esto sería muy perjudicial en el caso de inhalar el humo (a causa de que contiene partículas finas y utltrafinas) en habitaciones o ambientes carentes de ventilación y sin distinción de variedad; es decir, que éste informe vale para todos los inciensos sin importar su aroma.

Pronto, los envoltorios en los que vienen los inciensos podrían traer una advertencia similar a la de las cajetillas de tabaco.

¿Y Tú Qué piensas respecto al humo que desprenden los inciensos? ¿Cómo te afecta? ¡Comparte tu opinión en SoySer!

 

 

Dejar una opinión