Llega …San Valentín ¿En- Amor- a- Miento?

publicado en: Amor incondicional, Creencias, Entradas | 0

¡Qué fuerte cuando comenzamos a analizar las palabras, lo que podemos llegar a encontrar! Un significado totalmente diferente al que creemos y por el cual las utilizamos; es el caso de la palabra Enamoramiento, una que se utiliza mucho por estos días en vísperas San Valentín,  día de los enamorados.

¿A quien no le gusta estar en ese dichoso, intenso, adictivo y hasta atontado estado de enamoramiento? Confieso que me encanta, pero desafortunadamente y ya a ésta altura de mi vida, en dónde lo que quiero es Ser cada vez más consciente y que de una vez se caigan todos mis velos, sé que estar enamorado es solo un ilusión transitoria, irreal y hasta un tanto perjudicial. Es  tan efímero como lo pueden ser los pétalos de una rosa luego de estar totalmente abiertos, se basa en pura atracción y por ello es ficticia, no perdura.

"Llega ...San Valentín ¿En- Amor- a- Miento?"

Compártelo en Twitter!

#EnSanValentínMientes, si estás en EnAmorAMiento Clic para tuitear

Todo lo que implica estar enamorado…

 

Estar enamorado lleva a un deseo incontrolable que raya lo irracional, los impulsos se apoderan de nosotros y es como si en un instante, nos viéramos capaces de hacer cualquier cosa con tal de satisfacer un deseo producto de esa intensa atracción. Varias reacciones químicas tienen lugar en nuestro cuerpo aumentando la serotonina, las endorfinas, las feromonas y otras, que nos llevan a lo que la iglesia calificaría como uno de los pecados capitales “La lujuria! Qué horror ja, ja!

Pero…, la realidad es que todo ésto es temporal. El tonto En Amor a Miento, de un momento para otro cae y con él, también lo hace el corazón de quién tenía esperanza de que ésta vez, por fin  pudiera tratarse del “AMOR de SU VIDA”, Mmm, va a ser que No!

 

 

"Llega ...San Valentín ¿En- Amor- a- Miento?"

En Amor A Nadie Miento…

Cuando en amor a nadie miento, y sobre todo cuando por amor a nadie no me miento, es que tiene  lugar el verdadero Amor. Somos autosuficientes (no desde el ego), nos la pasamos muy bien con nosotros mismos en saludable soledad y de pronto alguien que no esperábamos llega. ¿Nuestra media naranja? ¿Nuestra alma gemela? ¡No! Si realmente nos amamos y aceptamos en todos los aspectos no creo (en mi opinión) que necesitemos de nada ni de nadie externo a nosotros, que venga a completarnos el Ser Completo que Ya Somos. ¿O Sí?

Si alguien llega, una persona a la que no buscábamos no será para completarnos sino para compartir desde su autenticidad, desde su paz e independencia. No hay posesividad, ni lugar para celos. Hay una comprensión, aceptación y respeto total por lo que es la otra persona. El amor se despliega como algo atemporal en dónde todo es posible desde la quietud interior de cada uno, que por momentos se convertirá en pasión, otros en tierna compañía, y también habrá algunos en los que sea solo un estar, pero sin los caprichos y condiciones del enamoramiento.

El amor incondicional y verdadero es para mí aquel  que siempre está. Sin importar qué ocurra, ni cuánto cambies, ni dónde te encuentres; es ese que  siempre regresa sin que se lo pidas, ni tan siquiera lo esperes, es ese que te hace sentir lo mismo cada vez que lo re-encuentras, como si el tiempo no hubiera pasado…

Ese, es el único amor que de verdad considero real. Es en el que creo; el resto…, son otros amores también válidos, pero diferentes.

Y Tú ¿Qué piensas del enamoramiento? ¿Qué crees que es el Amor? ¿Festejas San Valentín? ¡Me encantará leerte, deja tu comentario!

Dejar una opinión