Evitas Mirarte al Espejo?

Hoy te comparto un poquito de una de tantas de mis experiencias porque puede que a alguien le sirva.
Tal vez cueste creer, pero es cierto como tantas otras cosas por la que he pasado en la vida.
Evitas mirarte al espejo?

Mirarte al espejo, puede resultar un sacrificio

Durante mucho tiempo entraba al baño por la mañana ni bien despertarme y no era capaz de mirarme al espejo, me aseaba muy rápidamente para evitar el verme reflejada.
Por qué? Porque no me aceptaba, me veía fea, gorda, me sentía poca cosa, no me gustaba casi nada de mi.
Tuve grandes problemas de autoestima, mucho bulling en la escuela en los últimos dos años de la primaria, plena adolescencia, aunque sólo tenía 10 años ya me venía la regla, siempre estaba llena de granos, era muy seria, responsable y me sentía muy mal cuando no podía hacer algo que me habían encargado.
Así, fui creciendo cada vez sintiéndome peor, en un hogar que se me sobreprotegía y del cual casi no podía salir más que para hacer deporte
Así todo, creo que mi inconsciente ya no aguantaba más y me hizo la trampa para de alguna forma ponerme de novia y quedar embarazada sin saberlo “con la ilusión de escapar de lo que yo consideraba una cárcel”.
La decisión de tener a mi primer hijo con 16 años por supuesto me cambió la vida y desde ahí todo lo que sobrevino.
Durante un tiempo me sentí atractiva, capaz, etc. Pero, con el paso de los años caí en la situación que les cuento.
Ya con 13 años leía a Louis Hay, así que años después cuando comencé a evitar mirarme al espejo, un día me acordé de su libro “El poder del espejo”, lo compré y comencé de forma muy constante a practicar.
Lo que sentía no me ocurrió de un día para otro, fue un cúmulo de cosas que de pronto me llevaron a no querer mirarme.
Entre el libro y varias cosas como la visualización creativa, las afirmaciones y meditación fui superando mi problema.
Te lo comento porqué sé lo difícil que es y además el tiempo que perdemos estando en ese lugar de sentirnos “poca cosa”.
Te recomiendo el libro mencionado, pero sabes qué? Muchas terapeutas podemos ayudar a la gente no sólo porque nos formamos, sino porque hemos vivido y superado experiencias, en mi caso te puedo asegurar que muchas más que las que imaginas.
Si decides que deseas tomar ayuda adicional porque te pasa algo parecido, puedo ayudarte con mis consultas y/o programa de desarrollo personal. Pregúntame por aquí en el formulario de contacto o para ver qué incluye ve al inicio de la web y clic en consultas personales.
Post by Verónica Alva

¿En serio?¿Te vas a ir sin comentar?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.